Starpath 29 de junio – 5 de julio. Eclipse de Luna Llena en Capricornio. Lo que falta por caerse…


Para poder levantar lo nuevo. Hola Cáncer, feliz cumpleaños para mí y para todos los cangrejos del zodiaco. Tenemos al frente una semana de lo más movida. No solo es Cáncer quien se activa, la energía cardinal está a tope por cuenta de la entrada de Marte en Aries, el eclipse de Luna Llena en Capricornio –donde también regresa Saturno retrógrado- y otras cosas pasando.


El domingo 5 de julio se da el último eclipse en el eje Cáncer – Capricornio con la Luna Llena en Capricornio. Los Nodos lunares tardan 18 años en darle la vuelta a la rueda zodiacal, eso quiere decir que en 9 años revisaremos aprendizajes que estamos teniendo con estos eclipses, cuando el Nodo Norte entre en Capricornio y el Nodo Sur llegue a Cáncer. Desde el 2018 -momento en el que los nodos llegaron a ese eje- los caminos evolutivos que se han trazado nos han recordado quiénes somos, de dónde venimos y cómo esas maletas ancestrales definen –consciente o inconsciente- la ruta hacia dónde nos movemos. Con el Nodo Norte en Cáncer recordamos nuestra vulnerabilidad y necesidad de reconocer heridas del pasado para sanarlas, pero primero ha sido necesario soltar la rigidez, estructuras y barreras emocionales que hemos construido acerca de lo que llamamos mundo real y que influyen nuestro hacia dónde vamos. Esta Luna llena en Capricornio muestra todo aquello que aún falta por soltar en ese proceso de restructuración de la realidad. Es un proceso de seis meses que finalizará con la Luna Nueva en Capricornio hacia finales de este 2020, como ven la transformación y los cambios importantes siguen. El regente de esta Luna Llena es Saturno Rx quien regresa a Capricornio y activa de nuevo la energía de la triple conjunción con Júpiter Rx y Plutón Rx en Capricornio.


El miércoles 1 de julio tenemos la segunda de las tres conjunciones que harán Júpiter y Plutón en Capricornio este 2020. Si están involucrados con su carta natal quiero que revisen lo que ha pasado este año en su zona Capricornio. ¿Cómo va ese proceso ahí de soltar perspectivas? ¿Cual realidad se ha desvanecido y cuál se esta formando? Si en algo podemos estar claros es que este año manifestó la necesidad de reformular nuestra percepción de lo que llamamos realidad, un cambio que estaba sucediendo al interior de cada uno y ahora está tomando forma material en el colectivo. Por eso la zona Capricornio es la empresa en remodelación del 2020. Las uniones Júpiter - Plutón siempre traen energía muy potente de transformaciones profundas. Al ser planetas lentos, sus efectos marcan ciclos generacionales. La primera unión fue el 4 de abril de este año, día de la apertura del intenso portal 444. Este jueves tenemos la segunda unión, la tercera y última será en noviembre de este año. Teniendo tres uniones en un solo año -cosa especial-, más que ser un suceso como tal, hablamos de un año que, si bien es energéticamente intenso y desafiante, contamos con el poder y la fortaleza para transformar (Plutón – Júpiter) eso que llamamos realidad (Saturno). Saturno de vuelta a Capricornio trae como misión mostrar cómo va ese proceso de reconstrucción de nuestra realidad, es decir, el resultado de decisiones que se han tomado en esa área (karma).


Al mismo tiempo de este tango en Capricornio tenemos a 180º al Sol y Mercurio retrógrado conjuntos en Cáncer, haciendo sextil con Urano en Tauro. ¿Sienten que se están liberando de algo? ¿Dónde se encendió el bombillo? ¿Dónde hay nuevas ideas? ¿Qué tipo de libertad queremos? ¿Qué nos estamos pidiendo desde adentro y hacia dónde nos movemos? Porque, a fin de cuentas, se trata de cambios para volver a sentirnos cómodos, seguros y amados en nuestra propia piel (Cáncer), el estado del alma llamado ‘sentirse en casa’. Urano en Tauro -que está directo y hay que aprovechar eso- está revolucionando nuestras escalas de valores –es que la tierra y todo lo que llamamos realidad están cambiando- pero esta revolución debe ir de la mano con traernos de nuevo a un estado de seguridad, de hecho, este año ha dejado claro que un bien subvalorado es estar en paz. Este trío Sol – Mercurio - Urano es una alarma o información que nos hace despertar a la urgencia por cambios, por volver a sentirnos libres, como en casa. Por eso, mientras algo de la realidad se desvanece en Capricornio (eclipse de Luna Llena), en Cáncer vamos recibiendo información e ideas –de hecho muy brillantes porque Urano es genio y Mercurio está unido al Sol- y liberando el pasado para construir un nuevo hogar. Y sí, es un proceso de sanación de nuestro mundo interior y percepciones en cuanto a los que somos y cómo merecemos vivir (Sol y Mercurio retrógrado en cuadratura a Quirón en Aries).


La entrada de Marte en Aries -tránsito que durará hasta el 5 de enero de 2021 porque allí Marte va a retrogradar en septiembre- es fuerza, literal, para no desfallecer, actuar y seguir. Marte es un planeta que llama a la acción, dinamiza y pone todo en movimiento. En Aries es incendiario y muy decidido, es como prender un fósforo que puede usarse para prender un motor o para crear una explosión. Este tránsito seguro nos dará lecciones sobre cómo disponemos de nuestra energía, fuerza física, paciencia, prudencia y capacidad de decisión. Si uno así lo decide –porque acá todo es libre albedrío- este puede ser el tránsito que nos sacuda a emplear acciones contundentes en pro de esta transformación. Sí, hay que ser cuidadosos a la hora de tomar decisiones, meditarlas un poco -sobre todo cuando Marte esté retrógrado- y pensar en el otro, sin duda es el tránsito que le dará coraje y determinación a este segundo semestre.

La realidad está cambiando porque nosotros estamos cambiando.


Avanti aliens.


¿Quieres saber qué áreas de tu vida se están activando con los eclipses? Separa tu consulta con descuento acá


0 vistas
La Concha

 

La Concha is the personal online space of Maria Conchita Acuña a.k.a La Concha where love and trends, astrology and perpetual crushes are shared everyday.

© 2023 por Creativo. Creado por: La Concha

¿Quieres más perlas?

¿Le gustó el sabor de mi concha, se comería otra, quiere ponerle limón?Escríbame para encontrar más, tengo un montón de conchas que esperan ser abiertas.