Starpath 22 – 28 de junio. Entre eclipses…

“Caminé hacia un lugar llamado La Nada.

Los señores del aro de oro me mostraron el camino.

Negro, de luz palidecido.

Logré verlos a través de un anillo infinito

Mientras el Sol penetraba a la Luna bajo el soplo de un olivo”.

-La Concha-

En la mitología hindú, la Luna era la copa en la que los dioses bebían el amrita, el elixir de la inmortalidad. Cada vez que había un eclipse, el monstruo Rahó se las ingeniaba para atraparla y beberse el prodigioso brebaje. Rahó no tenía vientre así que al final la Luna siempre lograba escapar y seguir su curso. Los egipcios pensaban que cuando se producía un eclipse el Sol era devorado y moría. Luego el Sol que volvía a aparecer era una reencarnación del que acababa de morir. Para los incas, un eclipse era motivo de celebración, el Sol le hacía el amor a la Luna. Para los chibchas, un eclipse se producía cuando Zuhé (Sol) y la Luna se enojaban. Los chinos por su parte pensaban que era el dragón quien devoraba al Sol y por eso se producía el eclipse.


A través de la tradición oral y los textos sagrados se ha logrado recoger los registros de algunos eclipses que han ocurrido en momentos importantes de la humanidad. El eclipse más antiguo del que se tiene conocimiento es el que ocurrió en Ugarit (Mesopotamia) en el 1375 a.c durante una batalla. Tales de Mileto fue uno de los pioneros en el estudio de los eclipses. Se dice que fue él quien primero predijo uno, el eclipse total de Sol que ocurrió durante la batalla del Río Halys que trajo la paz entre Ciaxares y Aliates en el 584 a.c. Se dice que antes del nacimiento del profeta Mahoma, el 24 de noviembre del 569 a.c también se produjo un eclipse total de Sol.



La palabra eclipse viene del griego ἔκλειψις, ékleipsis, que significa ‘desaparición’, ‘abandono’. Esta nueva semana se abre con la energía del solsticio - eclipse de Luna Nueva en el 0º Cáncer. En los próximos seis meses algo que ha estado agonizando en la zona Cáncer – Capricornio desde el 2018 terminará por eclipsarse. El eclipse ocurrió en Cáncer pero el Nodo Norte está en 29º de Géminis así que este ‘abandono’ es del tipo mental kármico. Un cambio de chip para sanar alguna cuenta mental del alma, tal vez resignificar el concepto de hogar como un lugar emocional que se incuba en la forma como pensamos. Una idea que se transforma y sana un vínculo familiar. La rigidez que se quiebra y nace, o muere, una emoción, algo nos recuerda una memoria no sanada. Qué frágiles somos. Y no es para menos, la energía no puede estar más aguada, Luna, Sol y Mercurio retrógrado en Cáncer, la epifanía de las emociones. Cuidado con morir aplastados por una lágrima ja ja ja.


Mañana martes 23 Neptuno se enfila en el grupo de los retrógrados hasta el 28 de noviembre. Revisen la guía de planetas retrógrados. El tránsito de Neptuno retrógrado es una sumergida a la profundidad de nuestra psique para conectar con esa inspiración que nos recuerda nuestra chispa divina. Revisen este link para refrescar la memoria. Con Mercurio y Neptuno retrógrados en signos de agua, cae de perlas llevar un diario de sueños, pensamientos, recuerdos y registros emocionales.


Neptuno se enfila y Venus despierta. El jueves 25 Venus sale de su retrogradación en el 5º de Géminis. Empezamos a estar más claros en lo que queremos y buscamos. Algunas relaciones habrán pasado por filtros en cuanto a dinámicas de comunicación, preferencias y gustos. Otros habrán descubierto nuevos pasatiempos y hasta habilidades.


Marte y Urano son los únicos planetas que van directos, hasta ahora. Marte en el 29º de Piscis perfecciona una cuadratura con el Nodo Norte, también en el 29º de Géminis el viernes 26. El domingo 28 hace su entrada en camino de fuego a su casa, Aries. Ahí retrogradará desde el 10 de septiembre hasta el 14 de noviembre –lo que sin duda será la época más álgida de este tránsito-. Marte en Aries es el tránsito que llevará el bastoncillo cósmico en el segundo semestre del 2020 y mostrará cuánto hemos aprendido este año en eso del manejo de nuestra energía, ¿por qué?


Marte, el Ares de la guerra y la fuerza bruta para los griegos, es decisión y acción. En Aries, su casa, es incendiario, llama al movimiento, dinamiza, impulsa todo con apasionamiento e intensidad (también es regente de Escorpio); imparable. Para algunos esto puede sentirse como un sacudón y ganas de hacer y poner en marcha, para otros puede ser demasiada energía que, si no se canaliza o se le da una vía de escape constructiva, va a causar una que otra explosión al mejor estilo de las películas de acción. Con su cuadratura con el Nodo Norte en Géminis -recién bañado por la energía del eclipse- está determinado a dar la batalla por un renacer contundente y con fuegos artificiales. Marte en Aries abre la energía de la otra semana así que atentos. Por ahora…

Avanti semillas de agua.


¿Quieres saber qué áreas de tu vida se están activando con los eclipses? Separa tu consulta con descuento acá

0 vistas
La Concha

 

La Concha is the personal online space of Maria Conchita Acuña a.k.a La Concha where love and trends, astrology and perpetual crushes are shared everyday.

© 2023 por Creativo. Creado por: La Concha

¿Quieres más perlas?

¿Le gustó el sabor de mi concha, se comería otra, quiere ponerle limón?Escríbame para encontrar más, tengo un montón de conchas que esperan ser abiertas.