Starpath septiembre 30 – octubre 6. Tan fuerte y tan frágil…


Pasó la Luna Llena en Libra, se inició un ciclo para construir relaciones reales donde uno se reconoce y reconoce al otro no cómo a uno le gustaría verse o verlo, sino como uno y el otro es. Los aspectos de la semana pasada mostraron a las relaciones tal como son, la incomodidad vino de ver la realidad de lo que implica relacionarse con otro y cómo esa relación no es más que un espejo de la relación con uno mismo.

Es una semana con algunos cambios de energía, Muy tarde el lunes 30, Venus en Libra forma una cuadratura con Plutón en Capricornio, antes de que éste último arranque directo el jueves 3 en el 20º del signo de la cabra. Los aprendizajes en los vínculos continúan, solo que ahora, luego de las cachetadas de realidad de Saturno, viene el trabajo psicológico y emocional (Plutón). La retrogradación de Plutón se sintió como una zarandeada, lenta pero intensa, sobre circunstancias construidas sobre bases poco sólidas o firmes (Capricornio). Ahora arranca directo y haciendo una cuadratura a Venus –que es un planeta personal-, son días de morir y renacer en ideas y estructuras rígidas sobre lo que uno cree que son los vínculos. Yo amo a Plutón, creo que el aprendizaje más enriquecedor que he tenido a través de él es entender que la mejor conquista es la se hace sobre uno mismo. Plutón es el Ave Fénix, con él hay que ir hasta el fondo y, por qué no, quemarse un poco. En cuadratura a Venus y despertando, habrá que indagar en aquellos ‘bajos instintos’ que a veces, por ser humanos, se activan. Plutón expone al ser a los aspectos más básicos de la psicología y naturaleza humana (pasión, sexualidad, entrega, celos, envidia, obsesión, conductas auto destructivas). El aceptar que una emoción lo lleva a uno hasta el fondo y quema es aprender a integrar la sombra de Plutón.

¿Por qué me siento tan inseguro? ¿Por qué siento unos celos enormes de esto o aquello? ¿Por qué se ha despertado este deseo sexual por x o y? Reconocerse a uno mismo vulnerable y frágil sin necesidad de intentar dominar el sentimiento más si indagar de dónde viene, es lo que permite entrar en contacto con el poder regenerador de Plutón, y es esa la mejor conquista. Ese es el poder de Plutón integrado, descubrir en uno, a partir de la adversidad, la capacidad de morir y nacer incontables veces. Así queme y duela. Claro, al estar Venus y Libra involucrados, este aprendizaje se vivirá más en situaciones de vínculos afectivos, finanzas, contratos, etc. Al mismo tiempo que Venus y Plutón se cuadran, la Luna en Escorpio perfecciona un sextil con Saturno y un trígono con el Nodo Norte favoreciendo la serenidad y firmeza interior.

A pesar de que el Sol está en Libra, la energía Escorpio comienza a sentirse. Además del despertar de Plutón el jueves 3, Mercurio también abandona Libra y hace su entrada triunfal en el lago profundo y oscuro de Escorpio. Antes de abandonar estas aguas pantanosas, iniciará su retrogradación en el 27º el 31 de octubre. Hay Mercurio en Escorpio para rato. Cuando un planeta entra en las aguas de Escorpio la energía es de ir por todo y con profundidad, nada de superficialidades. Mercurio estará en Escorpio hasta el 9 de diciembre, van a ser dos meses largos para descubrir hasta dónde llega el poder de la mente cuando fija su atención en algo. No creo en ‘lo bueno’ o ‘lo malo’, creo en el manejo que uno decide darle a la energía. Con Mercurio en Escorpio la capacidad de concentración es enorme, uno decide en qué se concentra. Sí, hay talento para ‘olerse’ las cosas pues la mente se vuelve sumamente suspicaz, rápida y perceptiva, el tema es no perder de vista la línea que separa la perspicacia de la intriga. También hay talento para obsesionarse hasta la médula. Entonces, ¿cómo usar a Mercurio en Escorpio? Concéntrese en el estudio de un tema que le apasione y déjese ir hasta el fondo en ello. Cuidado con la comunicación cruda y ‘sin anestesia’, este Mercurio es conocido por ir diciendo las cosas como le nacen, lo que nadie dice pero todos piensan. Y esto va un poco de la mano con el manejo de poder. Saber dónde le duele al otro no es tener el poder de herir, es tener el poder de decidir no herir - aun cuando uno pudiera hacerlo -y estar por encima del deseo de afirmación del Ego.

Marte también se mueve, ese mismo jueves llega a Libra y bueno, de nuevo la palabra equilibrio. Se dice que Marte en Libra está en detrimento –por ser regente del signo opuesto donde llega, Aries-, Libra por su parte está relacionado tanto con el equilibrio como con el desequilibrio. Marte en Libra es de energía más moderada pero algo contrariada, es como aprender a capotear el conflicto que uno no buscó. Este Marte es el guerrero de las causas justas, donde ve una injusticia siente el deber de actuar en aras de la armonía general, así tenga que enemistarse con sus amigos. Es muy apasionado e impulsivo en el amor pero a veces, sus elecciones afectivas le traen problemas, su gran lección es aprender que el verdadero equilibrio y amor viene desde adentro del ser, no desde la relación con el otro. Marte en Libra es una energía perfecta para constatar que los vínculos externos son un diagnóstico de lo interno.

La semana finaliza con una cuadratura entre el Sol en Libra y el Nodo Norte en Cáncer invitando a tomar decisiones que favorezcan evolucionar y no sabotearse. Con esta cuadratura me gusta recordar algo, si la decisión que uno toma es para la propia seguridad emocional, no hay forma de dañar al otro.

“Los seres humanos no nacen para siempre el día que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.” Gabriel García Márquez.

Avanti.

#horóscopo #starpath #LaConcha #Plutón #Venus #Libra #Mercurio #Marte #NodoNorte

41 vistas
La Concha

 

La Concha is the personal online space of Maria Conchita Acuña a.k.a La Concha where love and trends, astrology and perpetual crushes are shared everyday.

© 2023 por Creativo. Creado por: La Concha

¿Quieres más perlas?

¿Le gustó el sabor de mi concha, se comería otra, quiere ponerle limón?Escríbame para encontrar más, tengo un montón de conchas que esperan ser abiertas.