Starpath 21- 27 de enero. Saltos cuánticos


No me queda más que agradecer por lo que este eclipse me está dejando, el despertar a una nueva realidad, uno novela donde soy la escritora y la protagonista. El primer eclipse del eje Leo – Acuario fue en febrero del 2017, yo empezaba un viaje físico y metafísico a la selva de Centroamérica, el eclipse del lunes 21 de Enero cierra un ciclo de dos años que se abrió en ese 2017, es el último en el eje Leo – Acuario, ahora los Nodos se han ubicado en el eje Cáncer – Capricornio y estarán ahí por dos años más.

Yo me entregué a la Astrología porque esta se abrió a mí como una puerta de espejo, me ha dado la posibilidad de entender mis ciclos, mis luces y mis sombras, mis altos y bajos. La Concha nació a finales del 2016, justo dos meses después los eclipses y mis maestros me enviaron a la selva, fue como si necesitara instalarme lejos para darle forma y vida al embrión que empezaba a formarse dentro de mí, lo necesitaba, todo fue perfecto. Pienso en términos astrológicos así que este eclipse del lunes cierra un ciclo de dos años que me deja en otro lugar y en otra situación, mi Urano en casa IX en mi actual revolución solar me hizo buscar un pasado remoto y un futuro utópico en tierras lejanas, acá estoy. Llegué, me lo propuse como un sueño que se ha vuelto reto, al igual que La Concha. Confieso que no todos los días quiero hacer starpaths, no todos los días quiero hacer horóscopos más sí todos los días quiero escribir sobre Astrología y comunicar de alguna forma, este éxodo ha sido un fluir con mi propia naturaleza, permitirme hacer pausas sin abandonar, es el mambo más salvaje que he bailado, La Concha no solo me ha dado los medios para estar acá sino la semilla para visualizarlo, sigo creyendo en ella como trabajo por creer en mí misma, es un proceso de cocción lenta. Sí, llegué, y ¿ahora qué?

No quise hacer el starpath esta semana como siempre lo hago, prefiero hablar de cómo los tránsitos actuales y este nuevo ciclo están impactándome directamente, nada como vivir y narrar todo en carne propia. El eclipse que pasó ayer, además de cerrar un ciclo en mi vida, también fue un despertar mental en cuanto puso el foco en las verdaderas necesidades que tengo en este momento, seguir creando, dándole luz y brillo a La Concha, perfeccionarme en el arte de leer el cielo y mantener la atención en lo que quiero manifestar de verdad. Mis necesidades son diversas en este momento pero si hay una que vibra desde mi corazón –que es donde está Leo y dónde fue el eclipse- es La Concha. Mi zona Acuario es mi casa III -todos mis procesos mentales y mi mente concreta-, durante las últimas dos semanas sentí que mis patrones cognitivos eran un poco limitados, estaba centrando el foco en una mente muy concreta que se satisface con estímulos rápidos, creencias muy restrictivas de donde creía que debía centrar mi atención ahora, el eclipse fue como un coletazo que me reafirmó para qué vine acá, fue como darle sentido a mis últimos dos años, debí sincerarme y decirme ‘sí, llegaste, ahora debes sostener’. Los Nodos Lunares ahora se encuentran en el eje Cáncer (hogar y mundo interior) – Capricornio (materialización y metas a largo plazo), y tocan mis casas VIII y II respectivamente, las casas de los valores personales (finanzas por ejemplo) y los que se comparten con otros (deudas por ejemplo), es el eje estabilidad – soltar y pagar ja ja ja. Yo sueño y sueño en grande, quiero que esto que empezó como una visión se convierta en algo que me dé para vivir y ayudar a vivir a otros, ahora que La Concha nació el siguiente paso es hacerla sostenible y rentable, y este sí que ha sido todo un proceso. Poco pena me da abrirme sobre cómo ha sido este proceso, mi naturaleza escorpiana siempre me ha facilitado hablar de cosas sobre las que todos piensan pero nadie menciona, sé que muchos en este momento viven su propio proceso de despertar en diferentes escenarios, los Nodos lunares están relacionados con temas kármicos así que, por mi lado, ahora empiezo a sentir el peso de muchas decisiones que he tomado en ese tema. Deudas adquiridas, pajazos mentales de ‘crecimiento económico rápido’, inversiones riesgosas, la forma cómo hago uso de mis recursos y habilidades, todos ellos son temas que ahora representan un campo minado en mi vida y, para ser franca, lo disfruto, no podría crecer de otra forma más que de esta.

La cuadratura del lunes entre Marte y Saturno (ambos en tránsito en mis casas II y VIII) presiona, no puedo esperar a que las cosas lleguen a mí, esto de crear estabilidad es diario y constante, llenarme de impulso para hacer cosas que nunca había hecho y que jamás pensé que podría hacer (Marte) y asumir tanto las consecuencias de elecciones del pasado como responsabilidad para modificar el presente (Saturno). La oposición del martes entre el Nodo Norte y Mercurio no me facilita las cosas, parece como si las circunstancias no estuvieran a favor mío, se siente opresor, afortunadamente la conjunción entre Venus y Júpiter en tránsito en mi Casa I y el trígono de Júpiter con Marte en tránsito en la casa V me dan mucho optimismo, fe –sí, ese algo que no veo pero lo siento- y fuerza inusitada, no está fácil pero la estoy gozando bastante, hasta me río.

Mercurio entra a Acuario que es mi casa III y desde allá perfecciona una cuadratura a Urano que está en la cúspide de mis casa V/VI, presión a innovar con creatividad, no es momento para pensar en ideas extremistas ni dejarme llevar por los nervios, debo pensar con originalidad y sensatez, escuchando algunos consejos y siendo muy práctica para actuar. Sí, ahorro, las cuadraturas presionan porque son desafíos y como la casa VI es además la casa de los hábitos pues la situación me obliga a revisar unos cuantos.

Avanti sparcers, los eclipses pueden llegar algo sombríos y con incertidumbre pero el hecho fáctico cósmico –así como las obligaciones tributarias- es que cada uno alberga en su interior más poder del que imagina.

Nota del editor: mientras se escribía este artículo ocurrió una llamada, ¿cree en los milagros?


45 vistas
La Concha

 

La Concha is the personal online space of Maria Conchita Acuña a.k.a La Concha where love and trends, astrology and perpetual crushes are shared everyday.

© 2023 por Creativo. Creado por: La Concha

¿Quieres más perlas?

¿Le gustó el sabor de mi concha, se comería otra, quiere ponerle limón?Escríbame para encontrar más, tengo un montón de conchas que esperan ser abiertas.