Cuando el rebelde encuentra su causa. Urano retrógrado en la carta natal


“Un día tendrá que salir,

Contra corriente tendrás que nadar,

El peso del hierro será más oprimente que los cien años que en vida moraste en muerte.

Un coletazo de jabata efervescencia desatará,

Aletargado, tímido y renuente

Lo que por una centuria intentaste esclavizar”.

-La Concha-

Oh Urano, el de las grandes revoluciones, el gran liberador está en modo retrógrado hasta enero del próximo año, aprovechando la ocasión vamos a desmenuzar la compleja personalidad y misión de quienes tienen a Urano retrógrado en su carta natal. Era el año de 1781, poco a poco se gestaba un gran cambio en la sociedad, la Monarquía Francesa vivía sus últimos años. Nueve años después, y como preludio de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano que anticipó la Revolución Francesa, el astrónomo inglés William Herschel observa por primera vez a Urano. Cuando Urano fue descubierto se encontraba en la constelación de Géminis, todo lo que encierra su hallazgo es una oda a él mismo, genialidad e inventiva; debió ser construido un telescopio de 6.450 aumentos, William lo describió como "una nebulosa un tanto curiosa o tal vez un cometa", lo llamó el padre de Saturno. El develamiento de Urano coincidió con un momento histórico donde el hombre empezó a pensar para exigir, el hombre ya pensaba pero no era consciente de su poder como ente transformador, hay que recordar que Urano, así como Plutón, son grandes potenciadores de transformación y cambio.

Nacer con Urano retrógrado en la carta natal es no tener muy claro este último presupuesto, cómo ser un agente de transformación y cambio; con Urano retrógrado, además de la sabiduría de los años, se aprende que la verdadera revolución es de adentro hacia afuera, no hay otra forma. Si bien se nace siendo parte de la conciencia colectiva, la liberación que viene con Urano retrógrado es del alma, del espíritu, del Ser, casi siempre como consecuencia de revoluciones inconclusas que se traen de vidas pasadas y aparecen repentina e inesperadamente en esta.

Quienes tienen a Urano retrógrado en su carta son especiales, con frecuencia se les considera rebeldes sin causa, aunque en el fondo ellos la comprendan y la tengan muy clara; son externamente convencionales pero internamente poco convencionales, esa es su lucha. Este proceso no es fácil, desde el principio de la vida y como particularidad de este emplazamiento, la persona parecerá siempre estar desviada de su misión –sucede con cualquier planeta retrógrado en la carta-, tardará en asimilar que se ha dejado afectar por el pensamiento del orden social al cual pertenece, al final este orden termina menguando la expresión de su propia individualidad. Estas personas –porque al ser Urano un planeta lento, son muchos los que nacen con él retrógrado durante una generación- funcionan mentalmente diferentes, sus pensamientos e ideas parecen ir siempre en contra del orden establecido y hasta de ellos mismos, parecen caminar en dirección opuesta siempre. Son muy creativos –Urano es regente de Acuario, el último signo de Aire-, pero casi siempre carecen de tierra o aspectos fuertes con Saturno o el Sol para aterrizar este caudal creativo.

En Astrología, todo lo retrógrado hace referencia al pasado; el Karma que se viene a experimentar con Urano retrógrado es aprender a expresar la propia libertad, sin intentar convencer a nadie más que a uno mismo, el karma encierra en sí mismo una necesidad enorme de liberación del alma. Y no, no es fácil, esta liberación toma tiempo en expresarse de manera armoniosa, a menudo impulsa al individuo a querer dominar a otros –como fue el caso de Adolf Hitler quien nació con Urano retrógrado en Libra y en la casa 12, la casa del inconsciente, o de Albert Einstein que nació con Urano retrógrado en Virgo en la casa 3-. Cuando Urano, además de estar retrógrado, hace aspectos inarmónicos con otros planetas, termina conduciendo al comportamiento irracional y autodestructivo, con chispazos de genialidad pero aberrado o irrealizable, fuertes episodios de depresión y absoluta desconexión con la realidad.

Urano retrógrado otorga una intuición muy desarrollada pero, como todo gran don, si no se es consciente de ello, se ignora y se hace caso omiso de él. Funciona como una extraordinaria alarma que se enciende en momentos cardinales, como el flash de una cámara fotográfica, el problema es que parece estar siempre en contraposición del EGO o de la mente lógica; por eso lo más fácil es pasarla por alto y no hacerle caso. Con el tiempo, el nativo asimila estos flashes porque sabe que prestarles atención lo salvará de tomar decisiones nefastas, lo ha vivido millones de años, en esta vida y aquella, sabe de qué se trata, ahí llega la liberación. Urano representa la entrada de lo nuevo en la vida de las personas, marca el inicio de la trascendencia de la individualidad, cuando está retrógrado en la carta sugiere que, como no se entendió que el proceso de crecimiento interior exigía transformaciones internas profundas, hubo una fuerte resistencia al cambio, defendiendo de manera exagerada la individualidad –categoría propia de Urano- y poniéndola por encima de otras personas o circunstancias. El alma aprendió a afirmar el YO con vehemencia pero sin aceptar las restricciones que implica tener un propio vuelo, esto explica su dificultad para expresar dicha individualidad ahora, deberá aprender a liberarse, no por el simple hecho de desorganizar el sistema, sino por la necesidad de emancipar su alma y cumplir su misión.

Si se nace con Urano retrógrado y en el algún momento de la vida se pone directo por progresión secundaria, la persona recupera sus energías propias, deja de mirar en su interior y más hacia su entorno, empieza a ser consciente de que su liberación es la liberación de la colectividad, más que rebelarse contra el sistema, debe liberarse de esta ideas de ser rebelde per se, se libera y ‘es rebelde’ para ayudar a la colectividad, cosa muy contraria a la rebeldía del EGO. El flash, la genialidad y la intuición empiezan a trabajar en favor de la persona y juegan un papel muy importante en los años siguientes pues son la materia prima con la cual gestará su gran revolución. Hay que tener en cuenta los aspectos que hace Urano cuando ya está directo porque de ser estos desfavorables, podrán salir a la luz obsesiones y conductas autodestructivas para la persona misma y para su entorno.

Cuando se nace con Urano directo y se pone en modo retrógrado por progresión secundaria, por ser lento, el planeta permanecerá así el resto de la vida. La casa y el signo donde se ubique marcará un área de la vida donde habrá un viraje hacia el interior, muy seguramente la superficialidad en esa área de la vida disminuirá y la persona logrará reconocer y aceptar una mayor expresión de su Ser. Muchos le dicen adiós a convencionalismos, sacan al loco que llevan dentro y empiezan a ser más auténticos.

Su reforma es mi reforma, si liberación es la liberación del Cosmos, suspendida esperando brillar de su propia autenticidad.

Avanti liberators.

#Urano #retrógrado #CartaNatal #Karma #AstrologiaKármica #Astrología #Acuario

1,043 vistas
La Concha

 

La Concha is the personal online space of Maria Conchita Acuña a.k.a La Concha where love and trends, astrology and perpetual crushes are shared everyday.

© 2023 por Creativo. Creado por: La Concha

¿Quieres más perlas?

¿Le gustó el sabor de mi concha, se comería otra, quiere ponerle limón?Escríbame para encontrar más, tengo un montón de conchas que esperan ser abiertas.