StarPath semana 8 – 14 de enero de 2018: Deseo dirigido


Dirigir es hacer que una cosa en movimiento avance hacia una dirección determinada sin desviarse, entonces el deseo dirigido es llevar la pasión (y todo lo que la compone, por ejemplo las acciones) hacia un objetivo específico. El cielo de esta semana es poderoso, serio, se mete un poco la camisa en el pantalón y pone las cartas sobre la mesa, la semana del deseo dirigido.

Arriba parece como si hubiera una fiesta de una semana con dos parches; por un lado está el de los ‘densos’ –y no es peyorativo-, los que están en Escorpio (Marte, Júpiter y la Luna durante unos días); por otro lado está el parche de ‘conversación madura’, los que están en Capricornio (Sol, Plutón, Venus, Saturno y Mercurio). La energía en Escorpio es de deseo, de acción poderosa, de entrega con lo que se quiere y posibilidad de expandir toda la vibración; la energía en Capricornio es organizada, con objetivo claro y muy práctica, sabe lo que quiere y lo dice, es precisa y determinada. Entre los dos grupos hablarán durante toda la semana, entre todos cruzarán palabras serias, muy serias. Tal parece que la semana está cargada de dos cosas que son importantísimas –por no decir esenciales- para sacar cualquier plan o relación adelante, deseo y dirección. Y es que uno puede desear mucho enamorarse pero si no se compromete pues está difícil; por otro lado, vivir como un autómata sin una pizca de pasión pues que pereza y mejor apagamos, el tejo lanzado con pasión y dirección casi siempre hace mecha.

El lunes 8 es una especie de ‘delete con amor’, Venus en Capricornio haciendo sextil a Júpiter en Escorpio es desear y comprometerse con los pies en la tierra, si a esto se le suma una lucha incansable y coraje para transformar (Marte sextil Plutón), pues los resultados no pueden ser desfavorables, es buen día para decidirse a hacer un cambio y hacerlo con toda. Luego el martes 9 el combo de Capricornio se pone intenso y serio en verdad, allá unos con otros se unen (Sol, Plutón y Venus harán conjunciones entre sí más un sextil entre Marte y Venus). Digamos que este día es el propio día de deseo con dirección, hay una vibración poderosa de querer amar y transformar. Muchos están decididos –y desean- vibrar un amor comprometido, una relación (con persona o proyecto) ‘hightech’, algunos quieren hacer cambios para que esto suceda, porque el amor que se siente ahora da para eso, para evolucionar y empezar un ciclo con toda. Todos los aspectos de este día son conjunciones poderosas, la suma del deseo profundo, la acción y la transformación, ¡eureka!

De miércoles a viernes la semana transcurre con calma pero no para, el Sol y Marte hacen un sextil (fuerza física y vital, ambición equilibrada, manifestación del yo con energía) mientras que Mercurio va saliendo de sombra y entrando a Capricornio también –donde la comunicación se pone bien seria-, ya a estas alturas uno sabe qué es lo que quiere y es claro al expresarlo. Y no, no es que uno se ponga demasiado serio o aburrido, lo que pasa es que las ganas de estabilidad pueden más y con toda esa energía en Capricornio pues no queda de otra que ponerse juicioso con el tema.

El sábado 13 y domingo 14 es ‘el baile de los que sobran', el que matiza la semana, los que no están ni en Capricornio ni en Escorpio. El sábado 13 Mercurio y Saturno, ambos en Capricornio, hacen una conjunción que, a diferencia de otras, es benéfica. Bailando otro mambo esta unión es abrumadora, de embotamiento mental y auto destructivo; ahora es diferente, hay sentido común y mucha concentración. Y acá es donde uno dice ‘la vida es cíclica y no todo es color de rosa y que aburrimiento si así fuera’, los aspectos que quedan por darse hasta que acabe el domingo son de ‘tranquilo, esto también hace parte del proceso’. Hay veces en que justo cuando todo empieza a ponerse serio a uno le dan ganas de salir corriendo -y bien lejos-, preciso cuando la relación coge otro matiz alguien se asusta y sale disparado (Venus cuadratura Urano), ¿por qué? Durante el proceso de comprometerse es normal que recuerdos de viejos miedos e inseguridades vuelvan con fuerza -alguna pareja o socio del pasado que se fue en el momento en que uno decidió tirarse con toda-, esta vez gracias a que Quirón y Venus hacen un sextil pues lo que se activa es una sanación emocional para sacar de frente ese miedo que siempre jode el mágico punto de decidir comprometerse. Hacia el final de la semana es probable que más de uno se asuste en serio, tal vez algunos vean todo muy formal y pidan taxi y se vayan de la fiesta; otros tal vez sientan que se les extinguió la chispa, la cosa de los aspectos tensos del sábado y domingo (Venus - Urano y Sol – Urano) es que son impulsivos, arrebatados y nadie se los espera, el sello característico de Urano que pide libertad cuando nadie se lo espera, y aun así hay que seguir.

Comprometerse, fallarse, salir corriendo y volver de nuevo; esta es la vida y la vida es fluir.

Avanti sailors.


57 vistas
La Concha

 

La Concha is the personal online space of Maria Conchita Acuña a.k.a La Concha where love and trends, astrology and perpetual crushes are shared everyday.

© 2023 por Creativo. Creado por: La Concha

¿Quieres más perlas?

¿Le gustó el sabor de mi concha, se comería otra, quiere ponerle limón?Escríbame para encontrar más, tengo un montón de conchas que esperan ser abiertas.