‘No soy lo suficientemente buena’. ¿Cómo se siente Marte retrógrado en la carta astral?


Se vale ser ‘diferente’, se vale a veces no entender la vida ni entenderse a uno mismo. Pasé muchos años tratando de entender algunos de mis comportamientos erráticos, algo que se materializaba en falta de compromiso con mis responsabilidades y con los acuerdos que hacía conmigo misma, herirme para conseguir un ideal que 'no era mío pero igual me lo creí'; si alguna vez se ha enfrentado a una depresión sabrá de qué le estoy hablando, una falta parcial o total de entusiasmo por la vida y por lo que pasa en ella, como si algún poder súper humano hubiera entrado a su casa y sin previo aviso se lo hubiera arrebatado.

Siempre he dicho que caminos hay muchos, explicaciones para las cosas también, pero soy consciente del hecho de que encontrar respuestas para algunas de esas preguntas que ’nadie ha sido capaz de responder’ aliviana el alma y le da un sentido totalmente diferente a la vida, es decir, pasar de sentirse un pobre bicho raro (me sentí y a veces me siento así, en serio) a tomar todo eso que aprisiona el pecho y convertirlo en arte que se vea bien para uno es estupendo, la idea es que uno se mire al espejo de la vida y se sienta tranquilo , creo hoy en día que la verdadera felicidad es una extensión de la tranquilidad.

Ir hacia atrás

Tal vez muchas veces se ha levantado sin ganas de hacer nada por su existencia, como si vivir y todo lo que ello implica pesara más que su propio cuerpo (acá no va incluido el paquete 'guayabo', ese SÍ tiene explicación ja, ja, ja), sentir literalmente no querer hacer nada ni luchar por sus sueños porque para usted ellos no valen la pena o son 'demasiado tontos', sumado a esto, usted siente que lleva viviendo de esta forma siglos, es como si estuviera demasiado familiarizado con esta emoción, arraigada en el fondo de su ser, pues ese amigos es una de los rasgos más característicos de tener Marte Retrógrado en la carta astral.

Al momento de nuestro nacimiento el cielo toma una fotografía perfecta del cielo, es una radiografía cósmica donde podemos determinar la energía que recibimos de cada uno de los cuerpos celestes, el universo hace un mapa especial a nuestra medida donde se consagra un tesoro que, al ser descubierto y ponerlo en uso, emite una información que explica mucho de nuestra naturaleza.

Desde una perspectiva astrológica y psicológica los planetas retrógrados se relacionan con rasgos de la personalidad que operan de manera interna, no directa, subconsciente y algo demorada; estos planetas no se pueden comprender de la misma forma que operan cuando están directos, ellos son diferentes y trabajan energéticamente en tres fases muy conocidas para quienes los tienen en su carta: hay sensación de vivir el futuro, repetir el pasado o tener la impresión de 'haberlo vivido' (Deja Vu).

Tanto tener uno como tener más de cuatro planetas retrógrados es insólito pero no extraordinario, quienes solo tienen uno desarrollan capacidades importantes para la vida a temprana edad, quienes tienen más de cuatro (por ejemplo, yo tengo cinco) sentirán en repetidas ocasiones que son llevadas a su pasado más próximo. Mientras que los planetas directos nos ponen en el presente, los planetas retrógrados absorben la energía de los signos dónde están ubicados y llevan a la persona a revivir experiencias de vidas pasadas, tal vez porque no fueron satisfactorias o porque aún hay 'tareas por hacer', es uno de los fascinantes componentes karmáticos de la carta astral.

'No quiero hacer nada'

Hubo un tiempo en que no entendía absolutamente nada de mi vida (ahora la entiendo un poco más ja, ja, ja), sentía que me habían puesto en este mundo sin que siquiera me hubieran preguntado si quería, encontrar mi 'hueco' acá ha sido todo un viaje el cual no me arrepiento de haber empezado y hoy más que nunca entiendo por qué antes de nacer escogí llevarlo tal cual.

Marte representa en la astrología la fuerza vital que nos impulsa a ir, a levantarnos, es la sexualidad (a veces desenfrenada o ausencia de ella), es la ira, la pasión, el espíritu de lucha y de revolución, es Ares en la mitología griega y sin duda es el mejor representante del Sol, la energía de vida.

No les miento al decirles que durante muchos años me sentí despojada de aquella energía, mi autoestima era tan frágil como un hilo de seda y era tan baja que me permitió hacerme daño durante muchos años, aprendí a moverme desarrollando algunos 'skills' propios de la Agresión Pasivo y/o Activa, me instruí en conseguir las cosas que 'necesitaba' y deseaba a partir de patrones de relación bastante nocivos que al final me dejaban vacía y siempre insatisfecha.

Los nativos con esta especial retrogradación en su carta astral a menudo experimentan una relación lejana o violenta con la figura paterna, es un karma familiar que va siendo perpetuado ciclo tras ciclo, vida tras vida. Si usted o alguno de los que leyeran este artículo descubre en su carta astral este importante aspecto le hago la cordial invitación a que trabaje en evitar seguir transmitiendo este patrón. Somos producto del lugar de dónde venimos, estoy 100% segura que su familia dio lo mejor de sí para darle y ofrecerle posibilidades de vida donde usted pudiera desarrollarse libremente (como también lo hizo la mía), desafortunadamente a veces podemos pasar una vida entera asumiendo creencias que no son nuestras e imponiéndolas a otros, 'nos regalaron la idea de algo' y en ella decidimos creer. Una vez se aprende a estar en paz con el pasado uno lo acepta, acepté mis orígenes pero también acepté la responsabilidad de hacer algo con ello, SOMOS LOS ÚNICOS QUE DECIDIMOS QUÉ PONER EN LA USB QUE NOS HAN REGALADO, USTED DECIDE CON QUÉ INFORMACIÓN LA LLENA.

Este tipo de agresión es peligrosa por la misma dinámica que usa para manifestarse, es un tipo de trato en donde las partes desarrollan una maravillosa forma de manipular de manera sutil, no son órdenes impuestas, son 'frases de cariño' tan frescas como 'si tú entendieras mi dolor harías esto por mí' o 'si de verdad me amas deberías aceptar esto', lo contraproducente de esta extraordinaria pauta es que pasa desapercibida y opera bajo perfil en muchas relaciones cercanas del ser; finalmente uno aprende a relacionarse así con las parejas, con la familia y amigos y hasta con uno mismo, es toda una labor desaprender.

La agresión que genera este aspecto en Marte no es fácil de domar, o explota o hace implosión dentro del ser, la una como la otra es igual de dañina.

Ponerse en paz con el pasado es aceptar y reconocer el dolor que fue causado, a partir de ahí el ser empieza a contar con herramientas para evitar seguir haciéndose daño y hacérselo a otros; el Karma de la Agresión es uno de los más frecuentes en las familias, ¡hay que detenerlo y es posible hacerlo!

Otros de los signos de un Marte retrógrado en la carta astral son la inhibición y dificultad para actuar, inseguridad y duda frente a las propias aptitudes, el nativo fácilmente induce a otros a que lo agredan (cualquier tipo de agresión), ira reprimida que se transforma en una lucha interna, impulsividad o letargo, competitividad no con el entorno sino consigo mismo, es un viaje eterno hacia adentro de la psiquis, a veces se vuelve pesado pero uno aprende a llevarlo.

Recuerdo que cuando decidí abrir este blog me pregunté muchas cosas, dudé muchas veces de hacerlo (como dudé mucho tiempo en empezar a estudiar astrología y escribir), ese diablo llamado inseguridad rondaba de nuevo haciéndose sentir. Dar el paso le dio un significado diferente a todo lo que he vivido, si bien no soy culpable de haber hecho muchas cosas como las hice si soy HOY responsable de lo que siga haciendo y de cómo uso este fenómeno para mi propio beneficio.

Una vez sabiendo qué nos lleva a accionar de una u otra forma no queda más remedio que hacerle frente a la situación, coger el toro por los cuernos y dejar de ser Marimar, hay que dejar a un lado esa pose de víctima que tanto confort y daño produce. Entonces uno empieza a ser la propia mamá y amiga, ser menos ‘pobrecita’ y más guerrera, ¿cómo? Pues toca queridos empezar por la auto motivación, echarle lija y estuco a la parte espiritual (en serio esta última es ESENCIAL), usted decide y escoge el camino que más le apetece, puede volverse satánico, agnóstico, amante del metal, hacer artes marciales o incursionar en el cristianismo, o puede hacer como yo, construir una casita donde metiera todas las cosas en las que cree y le hacen bien, las cosas que la ponen en el ‘mood’ perfecto, esa sinfonía donde no se jode ni le jode la vida a otro. La cosa es que este camino le proporcione paz, si aún sigue esperando que una pareja llegue a impregnar de colores su mundo tal vez se quede esperando toda la vida para ver el arbolito de navidad, toca empezar a vestir el traje de lucecitas y ser uno la luz que quiere ver en todos los lugares, le aseguro que pasa de ser su peor enemigo a volverse su mejor amigo, deja se sentir soledad en un estadio lleno de personas para sentir la plenitud del universo en una calle sola a las 2:00am.

Marte retrógrado y la 'costumbre' de devolver todo lo que se come

Esta perla la quedo debiendo pero abriré #LaConcha con toda para que puedan leerla…

Fuente:

Chiron. Transforming bridge between the inner & outer planets. Barbara Hand Clow.

Planetas Retrógrados y Reencarnación. Martin Schulman.

Los Planetas Retrógrados. Erin Sullivan.


0 vistas
La Concha

 

La Concha is the personal online space of Maria Conchita Acuña a.k.a La Concha where love and trends, astrology and perpetual crushes are shared everyday.

© 2023 por Creativo. Creado por: La Concha

¿Quieres más perlas?

¿Le gustó el sabor de mi concha, se comería otra, quiere ponerle limón?Escríbame para encontrar más, tengo un montón de conchas que esperan ser abiertas.